Taj Mahal.

Posted by Publicado por Administrador On domingo, agosto 01, 2010

La esposa preferida del gran Mogol Jahangir murió. Desvastado por el dolor, resolvió honrarla construyendo un templo que le sirviera de tumba. Su féretro fue colocado en una gran parcela de tierra y se inició la construcción del templo alrededor del mismo. No se ahorraría gasto alguno para lograr que su lugar de descanso final fuese magnífico. Pero al convertirse las semanas en meses, el dolor del Mogol fue eclipsado por su pasión por el proyecto. Ya no lloraba por la ausencia de ella. La construcción lo consumía. Un día, mientras caminaba de un lado a otro de la obra en construcción, su pierna chocó contra una caja de madera. El príncipe se sacudió el polvo de la pierna y ordenó al obrero que se deshiciera de la caja. Jahangir no sabía que había ordenado la eliminación del féretro (ahora olvidado) escondido bajo capas de polvo y tiempo. De esta forma la persona que se pretendía honrar mediante la construcción de esta obra había sido olvidada, pero el templo igualmente fue erigido. ¿Difícil de creer? Quizás. Pero aun así produce espanto. ¿Podría ser que alguno construyese un templo y olvidase el porqué? ¿Podría alguno construir un palacio y sin embargo olvidarse del Rey? ¿Podría alguno esculpir un tributo y olvidarse del héroe?.