Pequewriters: "Aventura en Cazorla".

Posted by Publicado por Administrador On miércoles, noviembre 06, 2013

Desde que mi profe, D. César, nos dijo que íbamos de excursión a la Sierra de Cazorla, Segura y las Villas, estaba llena de ilusión. La noche anterior a la excursión, apenas pude dormir pensando: ¡Mañana me voy! ¡Mañana me voy! Y por fin llegó la hora, me levanté como un rayo, me vestí y con la mochila en la espalda me fui en busca del autobús y aquí empezó mi gran aventura. A lo largo del viaje vi: cervatillos, ardillas, caballos, burros, conejos… Cuando llegamos a la Torre del Vinagre vimos una proyección, hicimos actividades y vimos un museo y el profe nos enseñó como se sabe los años que tiene un ciervo, un secreto, es por las puntas de los cuernos. Me encantó la Torre del Vinagre. Luego fuimos al Centro de Interpretación fluvial del río Borosa y fue un verdadero paraíso, ¡estaba rodeada de peces! A continuación comimos y desde ahí comenzamos nuestra ruta hasta la Cerrada de Elías, y lo conseguimos. Le pongo de nota un 10 alto. Aunque el viaje fue largo, valió la pena. Aquí termina mi aventura en Cazorla, y te recomiendo que vayas, te gustará. 
Lucía Fenoy Partal.

Todo comenzó el jueves. ¡Nos fuimos de excursión a Cazorla!
Fue genial, vimos: ciervos, cabras, conejos… Visitamos la Torre del Vinagre, vimos museos donde había un montón de ciervos y jabalíes, de mentira, claro. Y peces enormes. Pero lo más emocionante fue la Cerrada de Elías. Primero andamos un montón y vimos el Río Guadalquivir y el Río Borosa. Fue increíble, cuando llegamos a la Cerrada de Elías pasamos un montón de puentes. Y cuando llegamos a los autobuses nos fuimos a casa.
Cristina Aguayo Cámara.

Cuando me desperté sentí un hormigueo en la tripa y era porque me iba de excursión. ¿Y a qué no sabéis donde? ¡A Cazorla! Mi madre me dijo que me tranquilizara un poco porque me lo iba a pasar muy bien con mis amigos/as y profesores/as. Me tranquilicé y llegó la hora de subir al autobús, mi mejor amiga, Cristina, me había guardado el sitio para sentarme con ella. Nos despedimos de nuestros padres y ¡a Cazorla! Al ir ya por la sierra vimos montones de ciervos, ardillas… ¡hasta cabras! Yo quise hacerles una foto pero no me dio tiempo. ¡Iba muy rápido el autobús! Por fin vimos el castillo de la Yedra, donde se narra la leyenda de la Tragantía. ¡Qué miedo! La primera parada que hicimos fue la Torre del Vinagre, pero había muchas avispas y abejas. Vimos una proyección en una pantalla muy grande, donde salían animales, plantas… Cuando salimos fuimos a una tienda  de regalos y yo me dejé el dinero en el autobús. Pero mi tata me compró un ciervo de peluche. Después fuimos donde había muchos cráneos de ciervos y jabalíes. Luego fuimos a la piscifactoría, vimos un montón de peces, cangrejos… Y nos fuimos a comer pero solo nos dieron 25 minutos. Yo me lo comí a tiempo pero otros no. Donde comimos fue en el jardín botánico. Cuando terminamos de comer nos fuimos al río Borosa y andamos y andamos y andamos… Al final hicimos una parada y algunos nos fuimos a la Cerrada de Elías y los otros se quedaron con la Seño. La Cerrada de Elías es un paisaje maravilloso donde se apreciaban cataratas, y unas cuevas inmensas. Cuando terminamos nos volvimos al autobús para irnos a casa y cuando llegamos eran las nueve.¡Nos divertimos mucho!
Claudia Cortecero Escribano.