Castillo de Almodóvar: "Torre del Homenaje".

Posted by Publicado por Administrador On martes, marzo 25, 2014

premiada

Cuándo nos hacemos una imagen mental de lo que es un castillo medieval aquellas cosas que siempre se nos van a venir a la cabeza son las torres y las murallas, pero sobre todo las primeras. Entre las torres que tiene un castillo una suele llamar la atención sobre las demás, habitualmente más alta y defendida por el resto del castillo ante un posible ataque, ésta es la llamada Torre del Homenaje. ¿Y por qué “Homenaje”?, porque en ella se celebraba una ceremonia ritual de juramento ante lo más sagrado de aceptar ser vasallo del nombre que lo acepta como tal, formándose así las relaciones feudales entre los nobles. En el caso del Castillo de Almodóvar, su Torre del Homenaje no corresponde con lo que pudiéramos imaginar, una torre en medio del castillo, sino que es una albarrana, o sea, una torre aislada en el exterior del recinto del castillo y sólo comunicada a través de un pequeño puente fácil de defender por su estrechez, e incluso, fácil de destruir si fuera necesario. La conexión con el resto del castillo se hace a través del pasillo en lo alto de muralla, así para llegar a la torre hay primero que conquistar el resto del castillo, dándole así una función de último bastión de defensa. Además de su función militar, la torre también era la residencia del Señor del castillo, almacenes de víveres y en el caso de la presente, mazmorra en su cuerpo inferior. En el caso de Almodóvar, es una imponente torre de base cuadrada y tres plantas, aislada del castillo y cimentada originalmente sobre lo más escarpado del risco del castillo para hacerla inaccesible desde el exterior. En la foto superior se observa la torre del homenaje, en el extremo izquierdo del conjunto del castillo, y la altura del paso de guardia de la muralla anexa a la torre, con la que se comunica por el puente, no visible en este caso. También se pueden observar las ladroneras de la torre. Con los siglos lo que vemos de los castillos en toda Europa son simples muros desnudos, que sólo nos dejan entrever la función militar que tuvieron, pero sin embargo durante aquella época fueron centros sociales y económicos de sus zonas de influencia. Eso se reflejaba en la profusa ornamentación que se sabe tenían. Por desgracia gran parte de esta ornamentación se ha perdido. En el caso del Castillo de Almodóvar, se mantiene dicha ornamentación, el paso de los siglos ha hecho mella, pero aún son observables.